Nov 082013
 

inteligencia emocionalLa inteligencia emocional es una de los aspectos más importantes en la educación de los niños, ya que engloba aquellas capacidades que nos permiten resolver problemas relacionados con las emociones y sentimientos, ya sean los propios sentimientos o los que sentimos hacia los demás, y como gestionarlos de la mejor manera posible, logrando así un desarrollo emocional correcto que hará que seamos adultos equilibrados con capacidad para relacionarnos adecuadamente con los demás.

Desde la escuela debemos ayudar a nuestros alumnos a ser personas emocionalmente sanas, personas que tengan una actitud positiva ante la vida, que sepan expresar y controlar sus sentimientos, que conecten con las emociones de otras personas, que tengan autonomía y capacidad para tomar decisiones adecuadas y puedan superar las dificultades y conflictos que inevitablemente surgen en la vida.

La Educación emocional busca el crecimiento integral de la persona para conseguir un mayor bienestar en la vida, y para ello se trabaja desde diferentes ámbitos como son la autonomía, la comunicación y las habilidades sociales.

 AUTONOMÍA: La autonomía es la capacidad de gobernarse a uno mismo, de actuar por propio convencimiento y no porque nos impongan una conducta, nos vigilen, nos castiguen o nos exijan ciertas normas sociales de comportamiento.

Una de las labores más importantes en educación infantil es potenciar esta autonomía en las rutinas diarias, en la resolución de problemas, en las dificultades en el juego y en la relación con otros niños y adultos.Las actividades que se propondrán en este apartado estarán dirigidas a:

Conocer y expresar los sentimientos propios.

Tener en cuenta los sentimientos ajenos a la hora de actuar.

Ser capaz de mostrarse menos impulsivo y más reflexivo.

Reconocer y responsabilizarse de los propios actos.

Resolver los problemas que hayan generado los propios actos.

Establecer normas consensuadas.

Interiorizar los hábitos y rutinas diarias.

Asumir algunas responsabilidades.

Tomar pequeñas decisiones.

COMUNICACIÓN: La comunicación es la transmisión de opiniones, deseos y sentimientos (mensajes) entre una o varias personas (emisores/receptores) que comparten un espacio (canal) y un lenguaje (palabras, gestos, expresiones, signos). En la comunicación no importa tanto lo que dice el emisor como lo que entiende el receptor. Al comunicar algo debemos asegurarnos de que se entiende exactamente lo que queremos transmitir. En esta ocasión las actividades trabajarán aspectos como:

El sentimiento de pertenencia a un grupo.

Expresar sentimientos positivos y negativos.

Enriquecer las relaciones sociales.

Aprender y enseñar cosas nuevas.

Conseguir objetivos comunes.

Resolver problemas de relación.

Tomar decisiones en grupo.

Comprender los motivos y conductas de los demás.

Desarrollarnos como personas y como grupo.

Esclarecer dudas o errores normales en la convivencia.

HABILIDADES SOCIALES: Las habilidades sociales son una serie de conductas y gestos adecuados que permitan a la persona relacionarse positivamente con los demás. Incluyen aprendizajes como saludos, presentarse, agradecer, pedir permiso o iniciar una conversación. Aprender y desarrollar estas habilidades es fundamental para conseguir unas óptimas relaciones con los otros. Las actividades que trabajan este aspecto se centrarán en desarrollar:

Pertenecer a un grupo.

Enriquecer las relaciones sociales.

Iniciar y mantener una conversación

Solicitar y ofrecer ayuda.

Resolver problemas de relación.

Mostrar agradecimiento en diferentes situaciones.

Realizar peticiones a los demás

Reconocer los errores y pedir disculpas.

Expresar quejas adecuadamente.

Desarrollarnos como personas y como grupo

Share


¿Aun no te has suscrito a nuestra web? Hazlo y recibirás en tu correo totalmente gratis todas las nuevas ideas educativas que compartimos con todos vosotros. ¡Te las mando directamente!

¡ES GRATIS!

Solo debes escribir tu dirección de correo aquí:



 Deja un Comentario

(Requerido)

(Requerido)