Ago 252013
 

MultiplicarEl aprendizaje del mecanismo de las multiplicaciones siempre plantea dudas a los docentes. ¿Cuál es el momento idóneo para empezar con ellas? ¿Deben los alumnos aprender las tablas o no?, etc. Esas y otra serie de cuestiones son las que nos planteamos al tratar este tema en clase. Pero debemos mantener la calma y empezar por sencillas estrategias y actividades principalmente manipulativas que vayan introduciendo a los alumnos en estas operaciones matemáticas.

En primer lugar debemos tener en cuenta la maduraz del niño y sus conocimientos previos, sin ellos no es posible construir otros aprendizajes más complicados. Los conocimientos básicos que necesitamos que ya hayan asimilado son los siguientes: debe manejar bien sumas y restas, debe saber contar de 2 en 2, de 3 en 3, etc, debe poder resolver problemas concretos en los que se requiera la suma o la resta o ambas para su resolución…. y lo más importante de todo: el momento ideal para empezar es cuando está interesado en aprender a multiplicar.

Debemos tener cuidado con las tablas, ya que en realidad son la última cosa que un niño debe aprender. Su aprendizaje consistiría en una actividad para cerrar el tema de aprendizaje de la multiplicación, para reafirmarlo.

Entonces, si no empezamos por las tablas, supongo que os preguntaréis… ¿Cómo lo hacemos?

Pues lo primero que debemos hacer es enseñar a los niños que una multiplicación es una suma sucesiva de un mismo número y proponiendo actividades manipulativas que trabajen esta idea. Podéis utilizar botones, tapones, pinzas, etc, de colores diferentes.  Por ejemplo, que 4 x 3 es 4 veces 3, es decir: 3+3+3+3

Podéis utilizar también las típicas regletas y los cuadros de doble entrada (tipo producto cartesiano). Con estos colorearemos cualquier multiplicación de números hasta 10. Si tenemos que resolver, por ejemplo, 4×5, ubicamos el 4 en la columna izquierda de la tabla y el 5 en la fila superior, y coloreamos el cuadrado resultante de la intersección, y luego todos los cuadraditos de “adentro”. Luego si el alumno suma los cuadritos coloreados, obtendrá el resultado de la multiplicación.

Con estos 2 recursos vamos a empezar a trabajar la suma sucesiva de números, y comprobar el resultado. También nos servirán para ensañar que el orden de los factores no altera el resultado (4×3 da el mismo resultado que 3 x 4).

Una vez que el niño/a comprende cómo funcionan las multiplicaciones, es hora de que empiece a aplicarlas. Y ahora podemos introducir las tablas que facilitarán el proceso. Y luego solo nos queda practicar, diariamente, en las situaciones cotidianas, y con problemas sencillos que podemos proponer de la vida diaria escolar. Para cuentas muy sencillas, puede practicar el cálculo mental de manera relajada, ya que el nivel de dificultad es más elevado al tener que realizar sumas sucesivas.

Share


¿Aun no te has suscrito a nuestra web? Hazlo y recibirás en tu correo totalmente gratis todas las nuevas ideas educativas que compartimos con todos vosotros. ¡Te las mando directamente!

¡ES GRATIS!

Solo debes escribir tu dirección de correo aquí:



  Un comentario en “Cómo iniciar a los niños en el aprendizaje de la multiplicación”

  1. ¡Excelente idea! Ahora sé que activides ponerle a mi hija para lograr la madurez que necesita para que comprenda las multiplicaciones, y no ponerla a repetir de memoria las tablas.

Responder a YOLANDA MEJIA Cancelar respuesta

(Requerido)

(Requerido)